1674516915 Alberto Fernndez intenta resucitar la Celac en la cumbre donde
1674516915 Alberto Fernndez intenta resucitar la Celac en la cumbre donde

Alberto Fernndez intenta ‘resucitar’ la Celac en la cumbre donde se ‘borr’ Maduro

Posted on

En el artículo de hoy, compartimos el artículo sobre Alberto Fernndez intenta ‘resucitar’ la Celac en la cumbre donde se ‘borr’ Maduro. Puede encontrar detalles sobre Alberto Fernndez intenta ‘resucitar’ la Celac en la cumbre donde se ‘borr’ Maduro en nuestro artículo.

Actualizado

La invitacin a la cumbre en Buenos Aires de Cuba y Venezuela ha sembrado estos das malestar en Argentina

El ministro de Exteriores argentino junto a Lula (en el centro).IRINA DAMBRAUSKASAFP
  • Amrica Latina Espaa, la Miami de polticos e intelectuales venezolanos

Brasil y Argentina relanzaron este lunes su relacin, con una serie de acuerdos que incluyen el regreso de la Unasur, el fortalecimiento de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) y un apoyo enftico a Cuba y Venezuela.

Miguel Daz-Canel, presidente de Cuba, est en Buenos Aires para participar en la cumbre de la Celac, que finalmente no contar con el lder bolivariano, Nicols Maduro, que se invent una conspiracin de la derecha neofascista para no viajar a la trascendental reunin.

Lula, que anunci el relanzamiento pleno de las relaciones diplomticas con Caracas, fue muy enftico al hablar de su visin sobre Venezuela: «Veo que muchas personas le piden comprensin Maduro, y esas personas se olvidan que se hicieron cosas abominables contra la democracia, que fue reconocer como presidente a alguien que no era presidente, que fue Guaid. Ese sujeto estuvo varios meses ejerciendo el papel de presidente sin ser presidente».

La oposicin argentina rechaz la presencia de Daz-Canel y la incialmente anunciada de Maduro, a los que calific de dictadores. El ex presidente Mauricio Macri habl de «vergenza» por la presencia del lder cubano y venezolano en Buenos Aires.

Nuestros artículos destacados...  Mundial 2022 Qatar: El milagro de la 'pequea' Croacia: "Slo pensamos en ganar el Mundial"

«Para que quede bien claro: la bienvenida a estos dictadores no la organizamos nosotros los argentinos, sino un Gobierno que languidece en su mediocridad, uno que pronto se llevar el desgraciado honor de haber sido el peor gobierno de la historia de la democracia de nuestro pas».

Patricia Bullrich, presidenta del PRO, el partido que fund Macri, elev la tensin al pedir que la delegacin en Buenos Aires de la DEA, la agencia estadounidense encargada del control de drogas, detenga a Maduro, si llegara a pisar Buenos Aires, por denuncias de vnculos con el narcotrfico.

En una entrevista con ‘Folha de So Paulo’, Alberto Fernndez, presidente argentino, dijo que l quiere contar con Maduro en Buenos Aires. Se esperaba que el lder venezolano llegara este lunes y que su presencia fuera objeto de protestas por organizaciones de venezolanos en el exilio.

«Venezuela es parte de la CELAC y Maduro est ms que invitado», dijo el jefe de Estado argentino, que no tiene certezas de poder mantener este ao su posicin de presidente pro tempore de la Celac, plataforma que le sirvi en 2022 para ser parte de la Cumbre del G7 organizada por Alemania en Mnich.

Mientras los lderes de los estados latinoamericanos y caribeos llegan a Buenos Aires, hay una ausencia ya clara, la del secretario general de la Organizacin de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, al que Fernndez detesta y acusa de haber sido instrumento del ex presidente estadounidense Donald Trump y funcional a lo que define como «golpe» contra Evo Morales en 2019 en Bolivia.

Fernndez recibi a Lula en una visita oficial. No fue de Estado, el Gobierno argentino prefiri evitar ese nivel de visita, que hubiera obligado a Lula a reunirse con los integrantes de la Corte Suprema de Justicia, a la que la Casa Rosada est enfrentada.

Nuestros artículos destacados...  En su cabeza estaba todo preparado: La pedida de matrimonio ms loca vista en un campo de ftbol

Agenda con Brasil

Lula y Fernndez cerraron acuerdos energticos, la construccin de un gasoducto desde el sur argentino hasta la frontera con Brasil y la intencin de crear una moneda comn, el «sur», para el intercambio comercial entre los dos pases.

Mientras esto suceda en Buenos Aires, Argentina presentaba en Ginebra una denuncia ante las Naciones Unidas por una supuesta «guerra jurdica» que determin la condena de Cristina Kirchner por corrupcin. Todo un ejercicio excntrico por parte de la diplomacia argentina.

La ciudad suiza es sede de la Comisin de Derechos Humanos de la ONU, que analiza anualmente la situacin de los derechos humanos en cada pas miembro. Este ao es el turno, entre otros, de Argentina, y el Gobierno de Fernndez denunci al pas que gobierna: la «guerra jurdica» (lawfare) con la vicepresidenta Fernndez de Kirchner como vctima, confirma que en el pas se violan los derechos humanos, seala el informe.

«Se violan garantas fundamentales del Estado de Derecho: se desconocen garantas bsicas del debido proceso como la presuncin de inocencia, el derecho de defensa y el principio de objetividad que debe guiar la actuacin del Ministerio Pblico Fiscal», seala la presentacin de ms de 30 pginas que hizo Horacio Pietragalla, secretario de Derechos Humanos.

«Estas causas penales se impulsan nicamente en contra de referentes polticos que representan a sectores populares, mientras se mantiene en la impunidad a sectores poderosos, que han permitido o avalado el endeudamiento criminal que ha generado pobreza e indigencia en la poblacin», aade el informe. Federico Villegas, embajador argentino ante los organismos internacionales en Ginebra, es el presidente del Consejo de Derechos Humanos.

Nuestros artículos destacados...  Pedro Sánchez, acorralado por el 'sí es sí', acusa a Feijóo de la corrupción de hace más de 15 años

Fernndez de Kirchner fue condenada en diciembre a seis aos de prisin e inhabilitacin perpetua para ejercer cargos pblicos por considerarse probado que fue parte de una defraudacin multimillonaria al Estado. La dos veces presidenta apelar el fallo y no ingresar en prisin, ya que la sentencia no es firme.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Califica esto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *