1672093511 Aragones se felicita de las cesiones de Sanchez y reclama

En el artículo de hoy, compartimos el artículo sobre Aragonès se felicita de las cesiones de Sánchez y reclama ahora amnistía y referéndum. Puede encontrar detalles sobre Aragonès se felicita de las cesiones de Sánchez y reclama ahora amnistía y referéndum en nuestro artículo.

Pere Aragonès, durante su discurso navideño. / EFE

«Se dijo que era imposible derogar la sedición, se dijo que era imposible modificar el delito de malversación», reivindica el presidente catalán

«Energía, perseverancia y convicción». Esta es la receta de Pere Aragonès para un 2023 en el que se ha autoimpuesto como objetivo avanzar hacia la amnistía para los juzgados y fugados por el ‘procés’ y en el que como primer escollo afrontará la aprobación de unos Presupuestos autonómicos para los que no le salen las cuentas en el Parlament.

El presidente de la Generalitat se dirigió por segundo año consecutivo a los catalanes un 26 de diciembre en lugar del tradicional día 30. Lo hizo con motivo de la festividad de San Esteban, mártir del cristianismo adoptado ahora por el secesionismo como símbolo de la independencia de España. Aragonés sacó pecho de que, mediante el diálogo, Esquerra (ERC) ha arrancado al Gobierno de Pedro Sánchez la derogación del delito de sedición y la reforma del de malversación. Fue, además, un dardo hacia sus antiguos socios de Junts, con los que Esquerra rompió el pasado octubre y quienes, fieles al discurso radical de Carles Puigdemont y Laura Borràs, rechazan tender puente alguno con Madrid. El propio Puigdemont, aunque reniegue de él, se podría beneficiar del cambio legal.

Nuestros artículos destacados...  así puedes enviarte mensajes a ti mismo

«Se dijo que era imposible derogar la sedición, se dijo que era imposible modificar el delito de malversación», reivindicó Aragonés, quien insistió en que se avanza gracias a la mesa de diálogo entre Gobierno central y catalán. «Por eso –añadió– ahora hay que abrir una nueva fase de la negociación y encontrar una solución al origen del conflicto político». Esta próxima etapa es en la que el presidente de la Generalitat sitúa una amnistía y un referéndum de independencia pactado con el Estado. No obstante, los planes de Aragonès chocan de frente con un PSOE que rechaza de plano cualquiera de estas dos reivindicaciones al no estar contempladas en la Constitución.

«Ahora hay que abrir una nueva fase de la negociación y encontrar una solución al origen del conflicto político»

A modo de presión, el líder de Esquerra anunció que en 2023 la Generalitat impulsará un gran debate ciudadano de cara a la celebración de una nueva consulta secesionista. «Una gran conversación, con el conjunto de la sociedad para dar forma y visualizar el consenso», dijo, que según él, existe entre los catalanes para decidir en las urnas su encaje en el Estado. «Es responsabilidad de todas las partes implicadas, del Gobierno de Cataluña y del Gobierno del Estado, construir a través del diálogo, la negociación y el acuerdo una vía democrática», remató.

Aragonés esquivo remontarse al ‘procés’, una etapa que Esquerra da por cerrada. El plan de los republicanos, como han señalado en distintas ocasiones Oriol Junqueras y otros dirigentes republicanos, es seguir sumando apoyos al independentismo para que su fuerza a medio o largo plazo sea irrefrenable. Hasta que esto pudiera ocurrir, el presidente de la Generalitat apeló a «una mayoría en Cataluña que quiere decidir democráticamente, libre y pacíficamente el futuro político del país». Una mayoría, por tanto, ajena a procesos unilaterales o disturbios como los registrados en octubre de 2019 tras la condena del Tribunal Supremo a los juzgados del ‘procés’.

Nuestros artículos destacados...  Taiwán amplía el servicio militar obligatorio ante la amenaza de China

«Una mayoría en Cataluña quiere decidir democráticamente, libre y pacíficamente el futuro político del país

Presupuestos autonómicos

La otra gran parte del discurso del presidente de la Generalitat se dirigió a las fuerzas parlamentarias que se oponen a la aprobación de los Presupuestos autonómicos. Aragonès querría el respaldo de Junts, pero la relación con sus antiguos socios está rota.

La otra opción es el PSC de Salvador Illa. No aprobar las cuentas podría desencadenar una adelanto electoral, una baza que ni PSC ni Esquerra quieren jugar en un año con elecciones locales y generales de por medio.

Califica esto!

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *