1671774911 800 aos de rivalidad en un partido de baloncesto y

En el artículo de hoy, compartimos el artículo sobre 800 aos de rivalidad en un partido de baloncesto… y sin insultos!. Puede encontrar detalles sobre 800 aos de rivalidad en un partido de baloncesto… y sin insultos! en nuestro artículo.

Un despecho deportivo ha permitido a Cividale, una hermosa villa de apenas 10.000 habitantes sita en el noreste de Italia, a escasos kilmetros de la frontera con Eslovenia, remontar el vuelo en su afn por recuperar el esplendor de tiempos pretritos. Su particular ‘ave fnix’ es un guila amarilla con pico y garras de color rojo fuego, smbolo del United Eagles Basketball, la escuadra de baloncesto nacida hace poco ms de dos aos como fruto del acuerdo exprs alcanzado entre Davide Micalich, fundador y presidente de la criatura, y la alcalda de esta diminuta joya de la regin de Friuli-Venezia-Julia para adquirir la plaza deportiva del desaparecido Valsesia e inscribir sobre la bocina a la nueva franquicia en la Serie B (Tercera categora) del basket patrio de cara a la temporada 2020-21.

Despedido con cajas destempladas del Amici Pallacanestro Udine (APU) por su propietario y hasta entonces ntimo amigo, Alessandro Pedone, Micalich encontr en la antigua capital del Reino de los Lombardos, que en 2011 recibi de la UNESCO el ttulo de Patrimonio de la Humanidad, el escenario perfecto para edificar un proyecto con su sello personal que el ltimo verano subi un peldao luego de batir al Vigevano en el play-off por el ascenso a la A2 (Segunda divisin).

Desde aquel glorioso 15 de julio, el Palazzetto dello Sport ha desplazado al Duomo renacentista, al Tempietto Longobardo, al Ponte del Diavolo sobre las aguas turquesas del ro Natisone, e incluso a la estatua de bronce de Julio Csar, a la sazn fundador de Cividale en el 53 a. C., como lugar de inters predilecto de los moradores de la ms pequea urbe en albergar un equipo profesional del deporte de la canasta en el pas transalpino, circunstancia que no ha impedido a Micalich atraer a la friolera de 165 patrocinadores, todo un rcord para los tiempos que corren.

«Cividale est viviendo un cuento de hadas deportivo con excelentes beneficios a nivel reputacional y econmicos. Con nuestra entregada aficin y el empuje de ese fantstico grupo de sponsors que tenemos, continuaremos nuestro camino en busca de nuevos sueos que realizar juntos», apuntaba el alma mater de las ‘guilas’ tras rubricar recientemente con la alcaldesa de la localidad, Daniela Bernardi, el convenio que regula la explotacin de un pabelln infrautilizado hasta la aparicin en escena de un equipo que dirige desde el banquillo el experimentado Stefano Pillastrini y que lidera sobre el parqu el prometedor Jack dell’Agnello, segundognito de Sandro, un mito del basket italiano, bien escoltado por los americanos Dalton Pepper, Rotnei Clarke y el ‘hijsimo’ Enrico Micalich.

Nuestros artículos destacados...  Atltico de Madrid: Uno a uno del Atltico contra el Real Madrid: valoracin y comentarios en directo

Los ultras ms sanos del mundo

LA BRIGATA RUALIS, LOS ‘ULTRAS’ AMABLES

Son slo un centenar de entre los 1.100 abonados (un 10% de la poblacin) que acuden religiosamente al Palazzetto cada vez que los Eagles reciben visita, y se les reconoce al instante por sus camisetas con el guila amarilla estampada sobre fondo azul, un color ste que avisa a navegantes de sus bondadosas intenciones cada vez que plantan bandera detrs de la Canasta Norte. «Cuando el Patriarca de Cividale entraba en guerra, all por el Medievo, llevaba el guila bordada en un pao rojo. Nosotros en cambio elegimos el azul, porque lo nico que pretendemos es ayudar pacficamente a nuestro equipo, a base de cnticos y tifos, a reconquistar Italia a travs del baloncesto«.

La tarjeta de presentacin de la singular agrupacin de ‘ultras’ del UEB Gesteco Cividale corre a cargo de su ‘capo’, Pierluigi Parpinel. Referente social de la localidad, en la que acaba de poner en marcha un museo dedicado a la participacin italiana en la I Guerra Mundial, este ex’alpino’ (soldado de montaa) presume de liderar al nico elenco de ‘tifosi’ organizados del pas de los Apeninos que se limita a empujar a los suyos desde las gradas sin proferir un solo insulto o palabra malsonante contra los adversarios, ya sean jugadores o aficionados. Y mucho menos ‘montar el pollo’ fuera de las cuatro paredes del pabelln. «Nuestro lema es pasin, amistad y diversin. La violencia verbal no tiene sitio aqu», asegura.

Cada partido en casa es, de hecho, una bacanal que arranca en el amplio aparcamiento del Palazzetto, el particular Meeting Point de la pacfica brigada, donde ultiman la estrategia de animacin en medio de una ‘mortadelatta’, una cena en toda regla a base de queso, embutidos varios, patatas fritas y gubana, el postre tpico de la zona. Todo ello regado convenientemente con vino y cerveza.

Una vez cargadas las pilas, la Rualis ocupa su ‘lugar de trabajo’ en el pabelln, donde despus de asistir a la interpretacin del ‘Fratelli d’Italia’ y a la ulterior vuelta de honor del guila imperial que hace las veces de mascota del equipo, no para de agitar sus estandartes ni de alentar a sus colores con interminables cnticos a lo largo de los 40 minutos de juego, ignorando los insultos y burlas que, ocasionalmente, reciben de la hinchada rival desde el otro extremo de la cancha. Se gane o se pierda, las cervezas estn aseguradas antes de echar el cierre hasta la siguiente cita deportiva.

Nuestros artículos destacados...  Zelenski visitará a Biden este miércoles en la Casa Blanca y acudirá al Congreso de los EEUU

‘DAVID’ PUDO CON ‘GOLIAT’ EN EL PRIMER CLSICO

Sus expectativas de llevar al Eagles en volandas hacia la permanencia en su bautismo de fuego en la A2 se han visto superadas por la notable puesta en escena de los discpulos de Pillastrini, con siete triunfos en 14 partidos, lo que les sita en la zona media de la tabla, pisando los talones del APU Udine, el gigante del Friuli y al que se dio el gustazo de batir recientemente en el primer enfrentamiento histrico entre ambas escuadras en el baloncesto profesional.

La visita del poderoso conjunto presidido por el volcnico Pedone a Cividale para cruzarse en el camino de la escuadra creada por su otrora director general se convirti en un acontecimiento de primera magnitud que ni el presidente regional, Giovanni Adami, quiso perderse. Tampoco ambas hinchadas, como demuestra que las 2.850 localidades del PalaGesteco fueron vendidas con diez das de antelacin al derbi vecinal. «Si tuviera dos pabellones, los llenara sin problemas», reconoci el presidente del Consejo de Administracin del Eagles en vsperas de un emotivo y electrizante duelo que se resolvi en favor de las huestes locales merced a un tiro libre del ala-pivot Gabriele Miani en los segundos finales (67-66).

El golpe propinado por el ‘David’ de la categora sobre ‘Goliat’ caus impacto en toda Italia y sirvi de contundente respuesta al desprecio que el preparador tcnico del APU, Matteo Boniciolli, mostr hacia su contrincante en la previa del esperado duelo, afirmando que «se trata de un partido como cualquier otro. Nuestro verdadero derbi es con el Trieste».

La gran fiesta del ‘pallacanestro’ friulano cont adems con la presencia en tribuna de numerosas leyendas de la regin, casos de Tiziano Lorenzon, los hermanos Savio, Claudio Bardini o el exinternacional Gianmarco Pozzecco. Curiosamente, quien fuera base del CAI Zaragoza en 2005 y en la actualidad ejerce como asistente de Ettore Messina en el Armani de Miln, arranc su carrera de jugador en Cividale antes de dar el salto al profesionalismo de la mano del Amatori Udine, en 1991.

EL PRESIDENTE MICALICH Y SU DULCE VENGANZA

La acalorada y milenaria rivalidad de dos ciudades que han escrito no pocas pginas de la historia medieval y contempornea del Friuli ech chispas en el palco de autoridades por mor del choque de trenes que protagonizaron los mandatarios de ambas escuadras. Davide Micalich y Alessandro Pedone, tanto monta, volvieron a verse las caras ms de dos aos despus de saltar por los aires de manera abrupta el exitoso binomio que, en 2013, haba hecho despegar el proyecto del APU en la Serie C hasta colocarlo a las puertas de la categora reina.

Nuestros artículos destacados...  Bielorrusia afirma que derrib un misil ucraniano en su territorio

La hoja de ruta de Micalich, que ambicionaba una mayor cuota de protagonismo en la toma de decisiones de la escuadra udinese, choc frontalmente con la rotunda negativa de su exjefe y amigo, que decidi despedirle de la noche a la maana por considerar que la relacin profesional de ambos sera ya irreconducible a partir de semejante captulo. La drstica medida adoptada por Pedone se dej sentir tambin en el terreno personal, puesto que los dos dirigentes no han vuelto a cruzar palabra desde el da de autos. Y tampoco lo hicieron con motivo del clsico jugado en el Palazzetto.

Pese a haberse servido una dulce venganza sobre el parqu, el gran triunfador del derbi friulano no quiso hacer lea del rbol cado y se limit a poner en valor el apoyo incondicional de la ciudad que le acogi en su seno para poder desarrollar el proyecto que Pedone no le permiti seguir moldeando en Udine. «Agradezco a la alcaldesa Bernardi y al ayuntamiento el aprecio y la confianza que nos demuestran en el da a da. Y por supuesto a esta maravillosa aficin que nos llena de fuerza y cario con su incansable apoyo. Nuestro compromiso es total y slo puedo prometer que seguiremos buscando ir ms all de nuestros lmites para que toda Cividale est orgullosa de nosotros».

La hegemona del Patriarcado, origen de una rivalidad que se remonta al siglo XIII

La rivalidad entre estas dos localidades del norte de Italia, separadas por apenas 15 kilmetros, se remonta al siglo XIII, cuando ambas integraban el llamado Patriarcado de Aquileia, un principado feudal con autonoma poltico-religiosa en la regin de Friuli-Venecia-Julia cuyos orgenes se remontan, en materia eclesistica, al siglo VI. La decisin del patriarca Bertoldo de trasladar, en 1238, la capital de Cividale a Udine, arguyendo su mejor disposicin geogrfica para el comercio, abri una herida entre sendas urbes que las llevara, con el tiempo, a medir sus fuerzas en el campo de batalla por la hegemona de esta suerte de Reino de Taifas en la Pennsula Itlica. La Guerra de Sucesin del Patriarcado, a fines del siglo XIV, enfrent en suelo friulano a la poderosa Ciudad-Estado de Venecia (partidaria de Udine) con el Sacro Imperio Romano-Germnico (partidario de Cividale) y culmin con la anexin de ambas ciudades por parte de la ‘Serenissima’ Repblica Veneciana, la gran vencedora de un conflicto que acab en 1420 con el Patriarcado como ente poltico independiente.

Califica esto!

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *