1670639411 Eurovisin Junior una cuestin de Estado en Armenia

En el artículo de hoy, compartimos el artículo sobre Eurovisin Junior, una cuestin de Estado en Armenia. Puede encontrar detalles sobre Eurovisin Junior, una cuestin de Estado en Armenia en nuestro artículo.

La mirada del corresponsal

Actualizado

Las autoridades de Erevn invierten una fortuna en el concurso, con el que buscan atraer turismo y alejar al pas del estigma de su interminable choque con Azerbaiyn

La Plaza de la Repblica de Erevn, en el recibimiento a los participantes del Eurojunior.E. M.
  • Eurasia El lder armenio mantiene el poder pese a perder la guerra

Armenia es uno de los pases ms empobrecidos de Eurasia. Las cicatrices del montaoso Cucaso marcan tanto el relieve de esta pequea nacin de tamao ligeramente inferior a Catalua como el carcter de sus tres millones de habitantes, cuyo PIB per capita no llega a los 4.000 euros. Y, sin embargo, Armenia acoge maana la edicin ms cara del Festival de Eurovisin Junior, la versin infantil de uno de los concursos musicales con ms repercusin en todo el mundo.

Distintas fuentes indican que se han invertido unos 13 millones de euros en la organizacin y celebracin del certamen, que alcanza su vigsima edicin. Es un dineral que sita al Eurojunior prcticamente a la misma altura del coste que han tenido algunos festivales del Eurovisin adulto, como los celebrados en 2016 en Estocolmo -otros 13 millones- y en 2022 en Turn -15-. Y ms de la mitad del presupuesto ha sido una transferencia directa del Gobierno armenio a la televisin pblica del pas, organizadora del evento.

Lo que voces crticas en la misma Armenia han tachado de despilfarro se justifica por parte de sus autoridades, por un lado, en el retorno econmico que genera albergar un festival de estas caractersticas y, por otro, y sobre todo, en el hecho de que Eurovisin Junior se ha convertido para el Ejecutivo armenio en su mayor estrategia de publicidad. No slo para intentar que las imgenes del pas que van a llegar a rincones de los cinco continentes sirvan para impulsar el turismo, seriamente daado por la pandemia del covid, sino tambin para transmitir una cara que empiece a borrar los pesados estigmas armenios: su pasado como repblica sovitica y la interminable guerra latente con la vecina Azerbaiyn por el conflicto de Nagorno-Karabaj, un territorio que se disputan ambos pases y que ha provocado dos guerras desde los aos 80 con miles de muertos.

Ni la pobreza extrema que sufren uno de cada cuatro armenios ni la tensin del pas -que presume de ser una de las cunas del cristianismo, su gran sea de identidad- con un Azerbaiyn musulmn siempre respaldado por Turqua, tendrn cabida alguna en Eurovisin Junior. Estamos ante un certamen cuyas bases reivindican su naturaleza apoltica y, adems, lo de maana, insistimos, es una competicin entre nios. Sin embargo, la geopoltica estar en un muy presente segundo plano este domingo.

Exclusin de Rusia

Por un lado, en el imponente escenario del Complejo de Deportes y Conciertos Karen Demirchyan de la capital, Erevn, no ondear la bandera de Rusia, el gran protector de Armenia, tambin en el mencionado conflicto del Karabaj. Porque la expulsin de la UER del rgimen de Putin tras la invasin de Ucrania le deja fuera tambin de la versin eurovisiva infantil. En cambio, una de las actuaciones ms emocionantes, como ya sucedi con la edicin senior en mayo, ser la de la nia representante de Ucrania. El pas asolado por la guerra fue, no por casualidad, uno de los primeros en confirmar su participacin en este Eurojunior, reafirmando as su presencia en los foros internacionales ms importantes en un momento en el que el enemigo trata de aniquilar su derecho a existir como nacin.

Y lo que no ha conseguido la UER, que cre Eurovisin en 1956 para reconciliar y volver a hermanar a pases europeos en los que todava no se haban apagado los rescoldos de la Segunda Guerra Mundial, es algo que hubiera merecido el apelativo de histrico como que Azerbaiyn compitiera maana. En verano, sonaron las campanas cuando las autoridades azeres insinuaron la posibilidad de enviar representante al Eurojunior en un gesto importante de acercamiento a su gran enemigo. Pero todo salt por los aires cuando, en septiembre, se produjo un nuevo episodio en la escalada que de cuando en cuando rompe el alto el fuego sellado en 2020 por Nagorno-Karabaj, esta vez con ms de un centenar de muertos. La tensin, adems, hizo temer la viabilidad de que pudiera acabar celebrndose, como finalmente s va a ocurrir, el concurso musical paneuropeo.

Que el certamen es toda una cuestin de Estado lo subraya el hecho de que el propio primer ministro armenio Nikol Pashinin -periodista de profesin- haya ejercido como director del comit organizador del Eurofestival. Y desde su Gabinete no se han dejado de dar instrucciones para que el concurso deje a toda Europa, y al mundo, con la boca abierta. Veremos.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *